Tecnología

CM democratiza la firma electrónica a través de SMS gracias a SIGN

La última actualización de la solución de firma electrónica SIGN la hace accesible a todo el mundo mediante un simple SMS

CM, empresa especializada en comercio conversacional, ha anunciado una importante actualización de SIGN, su solución de firma electrónica, gracias a la que ya es accesible a través de un simple SMS. Esta solución, ya disponible para correo electrónico en ordenadores o smartphones, ahora permite el acceso a través de mensajería SMS, una tecnología compatible con el 100% de los teléfonos móviles y con tasas récord de apertura de más del 90%, según el "Mobile Marketing Yearbook 2019".

"SIGN ya era una solución de firma electrónica simple y segura, que cumplía con la normativa europea eIDAS y permitía a nuestros clientes ahorrar tiempo, reducir sus costes y controlar los riesgos, incluso en procesos de firma complejos. Con el envío de documentos para ser firmados por SMS, también se vuelve verdaderamente universal, siendo compatible con todos los teléfonos móviles", comenta Jeremy Delrue, Country Manager para el sur de Europa de CM.

Además de por su optimización para pantallas móviles, SIGN de CM se distingue del resto de soluciones de firma electrónica por:

Un modelo de pago innovador, con facturación por documento firmado y cumplimentado, y no por documento enviado.

Precio fijo, sin costes recurrentes ocultos.

Integración de la API en el front-office y back-office de los clientes.

Almacenamiento seguro, con acceso mediante contraseña, en servidores privados ubicados en Europa.

Cumplimiento total de la legislación europea eIDAS sobre firma electrónica.

Noticias de Tecnología

El proyecto se anuncia días después de que el holding de negocios digitales de Telefónica haya completado su carve-out y esté plenamente operativo

Se han celebrado ya cinco 'webinars' del segundo ciclo sobre tecnologías disruptivas, además de una jornada sobre tributación de criptomonedas

En solo dos años, el número de brechas de seguridad de datos personales en nuestro país ha aumentado un 150%