Empresa

Uno de cada siete adultos padece diabetes en España

Uno de cada diez adultos en todo el mundo padece algún tipo de diabetes, 537 millones de personas según la Federación Internacional de Diabetes. A nivel nacional esa proporción se eleva a uno de cada siete adultos (5'1 millones de personas), lo que nos convierte en la segunda tasa más alta de Europa.

"Además de ser preocupante liderar las tasas de diabetes en Europa, es alarmante que casi un tercio de las personas que viven con diabetes en España no están diagnosticadas.. Esto nos hace incidir en la importancia de ofrecer información sobre esta enfermedad y fomentar la concienciación social sobre su gravedad", apunta José Luis Cebrián, técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales en Umivale Activa.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, el 14 de noviembre, desde la mutua Umivale Activa han preparado una campaña informativa con una batería de fichas sencillas donde dan a conocer la enfermedad y los tipos de diabetes que existen, sus síntomas, diagnóstico, posibles complicaciones y aportar información sobre cómo tratarla y controlarla.

La campaña se complementa con una píldora audiovisual que vincula la diabetes con el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. 

¿Qué es la Diabetes Mellitus? y ¿qué tipos existen?

La Diabetes Mellitus es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa o azúcar en la sangre es demasiado alto, como resultado de problemas en la producción y/o funcionamiento de la insulina.

La insulina es la hormona producida por el páncreas para controlar los niveles de azúcar en la sangre y facilitar que dicha glucosa que circula en el riego sanguíneo penetre en las células y sea aprovechada como energía (metabolismo). Las personas con diabetes no producen suficiente insulina para metabolizar la glucosa o la insulina que producen no trabaja eficientemente.

Entre sus tipos cabe destacar la diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, la diabetes gestacional o del embarazo, glucemia basal alterada, la tolerancia alterada a la glucosa y otros tipos de diabetes secundarias, como las inducidas por algún tipo de fármaco.

Síntomas y cómo se diagnostica

Las personas con diabetes experimentan distintos síntomas, según el grado de hiperglucemia que presenten. Los principales indicios son sensación de cansancio, sentir mucha sed, tener mucho apetito, incremento de las ganas de orinar, pérdida de peso y de masa muscular.

La diabetes se puede diagnosticar a través de un examen de glucemia con una muestra de sangre o con la curva de tolerancia a la glucosa, un test de sangre que evalúa la cantidad de azúcar tras la ingesta de glucosa.

Gravedad y posibles tratamientos

Si no se controla, la diabetes puede producir graves complicaciones a largo plazo. Las más importantes son enfermedades oculares (que pueden desembocar en ceguera), lesiones renales (que pueden tener como resultado un fallo total de los riñones) o neuropatías que, en combinación con los problemas de circulación sanguínea, pueden producir úlceras en piernas o pies pudiendo llegando a requerir la amputación del miembro gangrenado.

También pueden provocar enfermedades cardiovasculares, que pueden producir complicaciones fatales como la enfermedad coronaria cardíaca (que producen infartos de miocardio) y eventos cerebrales (una causa común de incapacidad y muerte entre las personas con diabetes).

La práctica de hábitos saludables puede modificar los factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de esta enfermedad. Los pilares básicos del tratamiento son un plan de alimentación y actividad física pautado por un médico y cumplir con la medicación prescrita.

Noticias de Empresa

Cosplayers, más de 200 actividades, sorteos y numerosos artistas serán algunas de las sorpresas que tiene preparado el IX Winter Freak